La ciudad crece dentro de sí misma